¿PORQUE ES IMPORTANTE RECICLAR?

Las pilas forman parte de nuestra vida cotidiana, y su uso aumenta cada día, ya que en las sociedades modernas como la nuestra, es cada vez mayor el número de electrodomésticos que requieren de ellas para su funcionamiento. Podemos encontrar pilas en radios, mandos a distancia, relojes, linternas, juguetes, cámaras y un largo etc.

Contenedor lleno de pilas
Imagen: Contenedor lleno de pilas.

Una vez que las pilas dejan de ser útiles constituirán un Residuo, que según la Ley de Residuos es: "cualquier sustancia o residuo perteneciente a alguna de las categorías que figuran en el anejo de esta Ley, del cual su poseedor se desprende o del que tenga la intención u obligación de desprenderse".

Además de la legislación nacional existe un Catálogo Europeo de Residuos (CER) en el que se incluyen pilas y acumuladores, baterías de plomo, baterías de Ni-Cd, pilas alcalinas, electrolitos de pilas y acumuladores y residuos municipales y asimilables procedentes del comercio, industria e instituciones.

Si este residuo no tiene la gestión adecuada puede causar graves daños al Medio Ambiente. La peligrosidad de estas pilas radica en su composición. Uno de los componentes más peligrosos es el mercurio. Es un metal pesado muy tóxico. Una sola pila de botón puede contaminar hasta 600.000 litros de agua. Además si se incorpora a la cadena trófica tiene efecto acumulativo para los organismos vivos.

FUNCIONAMIENTO DE UNA PILA

Una pila o batería eléctrica es un dispositivo que genera energía eléctrica mediante una reacción química. Esta cantidad de energía, aunque pequeña, permite el funcionamiento de pequeños dispositivos electrónicos con autonomía de la red eléctrica.

En esencia, una pila es un dispositivo en el que se está produciendo una reacción de transferencia de electrones, también llamada reacción de oxidación/reducción o redox.

El ejemplo más sencillo de pila esta constituido por dos placas eléctricas, de metales distintos, introducidas en una solución iónica. Estas placas metálicas se denominan cátodo (electrodo positivo) y ánodo (electrodo negativo).

Las placas metálicas están unidad por un conductor electrónico, en esta situación los átomos del ánodo se oxidan (pierden electrones) y pasan a la disolución como iones positivos. Simultáneamente los iones positivos del cátodo que están en la disolución se reducen (ganan electrones) y se depositan en el cátodo. Este movimiento de cargas eléctricas es lo que genera la corriente eléctrica.

TIPOS DE PILAS

Podemos distinguir las pilas en dos grandes grupos:

  • Pila primaria: es lo que comúnmente llamamos pila. En ésta, una vez agotados los elementos activos, estos no pueden ser regenerados. Es decir la pila es de "usar y tirar".
  • Pila secundaria: también llamada batería o acumulador. Una vez agotada podemos regenerar los elementos activos. Por tanto su vida puede contemplar varios ciclos de carga y descarga.

    Según su composición y usos las pilas se pueden clasificar en:

    PILAS ESTÁNDAR ZINC-CARBÓN O PILAS SALINAS

    Llamadas así porque su electrolito es una solución salina. Son la más comunes y económicas.

  • Composición: óxido de manganeso, zinc, agua y carbón.
  • Duración: media-baja
  • Utilización: aparatos electrodomésticos.
  • Nivel contaminante: bajo. Su componente más peligroso es el mercurio, pero cada vez es más reducida la cantidad de contiene.

    PILAS ESTÁNDAR ALCALINAS DE MANGANESIO

    El electrolito que emplean es una solución de hidróxido potasio, comúnmente llamado alcalí, de ahí su nombre. Su precio es casi tres veces el de las pilas salinas.

  • Composición: óxido de manganeso, zinc y hierro.
  • Duración: alta.
  • Utilización: aparatos electrodomésticos.
  • Nivel contaminante: medio-bajo. Una normativa europea limita la cantidad de mercurio que puede contener al 0,025 % de su peso.

    PILAS DE BOTÓN O PILAS DE MERCURIO

    Contiene hasta un 30 % de mercurio. La tendencia actual es a reducir su uso, e incluso suprimirlo debido a su alta carga contaminante.

  • Composición: óxido de mercurio, zinc y hierro.
  • Duración: alta.
  • Utilización: se utilizan tanto en aplicaciones domésticas (relojes de pulsera, calculadoras, etc) como en utilidades médicas (marcapasos, audífonos, etc).
  • Nivel contaminante: muy alto. Una sola pila de botón puede contaminar 600.000 litros de agua.